Incapacidad laboral permanente provocada por un accidente laboral

En algún que otro artículo de esta web glosamos qué se puede considerar accidente laboral y qué no. Una vez aclarado este término debemos centrarnos en aquellos accidentes que provocan como resultado una incapacidad laboral permanente. Este drama personal no suele quedar impune gracias a la ley de prevención de riesgos laborales y a cómo procede la justicia para sancionar este tipo de sucesos.

Los trabajadores del sector de la construcción suelen ser los más afectados por este tipo de trágicas consecuencias pero, antes de llegar a las conclusiones, deberíamos tener en cuenta una serie de factores para dejar claro cómo se llega a conseguir esa incapacidad laboral permanente.

El accidente

Cuando se produce un accidente laboral que provoca una incapacidad permanente se sabe, desde el primer momento, de la gravedad del asunto. La Inspección de Trabajo se presentará de oficio antes de veinticuatro horas para levantar acta de lo sucedido tras la investigación correspondiente. En este documento se recogerán las infracciones de la empresa y los posibles testimonios del resto de compañeros.

La convalecencia

Recuerde que para pedir una indemnización tiene un año a partir de que deje de necesitar ayuda médica por lo que no hay que acelerarse ya que los días de hospitalización también se incluyen en la indemnización final al ser considerados como días en los que no ha podido trabajar por culpa del accidente.

El Tribunal Médico

Cuando reciba el alta médica, o el informe final por parte de los especialistas, podrá pasar el Tribunal Médico. Será este organismo el que decidirá si padece una incapacidad laboral permanente o no. En caso afirmativo la Seguridad Social le abonará una paga mensual por esta circunstancia. Desde que pasa por este proceso hasta pedir la indemnización tiene tres años de plazo y no uno como suele pensarse.

El juicio

Este tipo de casos se suele gestionar por la vía penal. En el juicio se presentarán todos los implicados siendo el informe del antedicho Tribunal definitivo para la condena de la empresa y de su aseguradora. A todo lo anterior se le añadirán las secuelas físicas y mentales que le hayan quedado del accidente para determinar una cifra basada en el baremo de 2016.

¿Cuánto dinero me correspondería?

Depende de la gravedad del accidente. Por norma general estaríamos hablando de unos cien mil euros según el baremo. Esta cifra siempre estará conectada con los informes médicos y con lo que exponga el Tribunal Médico en su resolución.

Para todo lo anterior, ¿Necesito a un abogado?

Definitivamente sí. No solo se trata ya de que alguien tiene que hacer todo este trabajo por usted, también hablamos de que la experiencia en este tipo de cuestiones es un grado para que le sea más sencillo conseguir su objetivo de forma más sencilla.

Verse en esta dura situación no es plato de buen gusto para nadie. Dependiendo de las circunstancias del accidente así será la indemnización. Tenga bien claro que el baremo oficial y la Seguridad Social son implacables y que cualquier intento de fingir una lesión o una secuela podrá volverse en su contra. De hecho, esta es, posiblemente la indemnización y la pensión de la Seguridad Social que a nadie le gustaría cobrar.

Resumimos:

-La Inspección de Trabajo actuará de oficio para investigar lo sucedido y emitirá un acta de infracción y un informe.

-Usted pasará su convalecencia durante todo el tiempo que lo necesite.

-Tendrá que solicitar pasar por el Tribunal Médico para ver si se le concede, o no, la invalidez permanente.

-Tras este proceso comenzará la parte penal con la ayuda de un abogado.

-Podrá cobrar dos indemnizaciones, la de la empresa y la de la aseguradora.

Y recuerde que prevenir es mejor que curar. Si observa problemas en la prevención de riesgos laborales, si no tiene el material necesario para trabajar de forma segura, si observa alguna irregularidad no dude en llamar a la Inspección de Trabajo antes de que usted, o cualquier compañero, tenga un accidente que haya que lamentar. Las leyes en España son muy estrictas en este sentido por lo que quizás su denuncia puede salvar tanto su vida como la de todos sus compañeros.

Leave a Reply