Motivos más comunes de un accidente laboral o de trabajo

Los accidentes laborales, o de trabajo si prefiere el término, siguen sucediendo, lamentablemente, y nadie parece tomar cartas en el asunto. Lo que es peor es que los motivos que los provocan son los mismos desde hace años. A continuación glosamos los motivos, y también las injusticias,  más habituales que se producen tras este tipo de sucesos.

Causas de un accidente de trabajo

Según la estadística, el primer motivo de un accidente de trabajo es la falta de medidas de seguridad individuales. Cada trabajador necesita contar con una serie de adminículos-casco, botas, guantes, arnés…etc.-para poder hacer su faena de forma segura. A esta causa se une la segunda en la lista: falta de medidas de seguridad en el área de trabajo. Es decir, si usted está, por ejemplo, trabajando en la construcción de un edificio la zona de trabajo tiene que estar rodeada de una red de seguridad y de las barreras necesarias para evitar caídas desde cierta altura así como el desprendimiento de las partes superiores.

A lo anterior hay que añadir la ausencia, casi generalizada, de cursos de prevención de riesgos laborales. El trabajador no conoce el riesgo al que se enfrenta e ignora cómo reaccionar en caso de percatarse de la ausencia de medidas de seguridad. Volviendo al ejemplo anterior, si en la construcción del edificio trabajan varias contratas parece evidente que debe haber coordinación entre todas ellas, y entre sus trabajadores, para evitar problemas.

Otro de los problemas más recurrentes es que las inspecciones, que deberían ser habituales, no lo son tanto. La Administración va siempre a remolque y envía a los inspectores tras el accidente por lo que también habría que tener en cuenta este factor como fundamental en el aumento de percances en el puesto de trabajo.

Para entender mejor lo que hemos explicado solo necesitará saber que la Inspección Provincial de Trabajo solo actúa de oficio si el accidente es de gravedad. ¿No sería mejor que actuase siempre de oficio para evitar accidentes?

Problemas con la empresa

Entre los accidentes laborales más comunes se encuentran los denominados in itinere-producidos cuando el trabajador se dirige, o regresa, al trabajo- y las enfermedades derivadas de la actividad profesional. En estos dos casos, y en los anteriores también, ha de recordar que la empresa lo único que quiere es quitarse el problema-usted-de encima. Es más, en connivencia con la mutua intentará que le den el alta lo antes posible para poder despedirle sin reconocer sus derechos. Es duro pero es así. Un accidente puede suponer una multa más que importante y el abono de una indemnización millonaria dependiendo de la gravedad. Es más, en todos los casos intentarán demostrar que usted miente para evitar pagar.

¿Qué puedo hacer ante esta situación?

Lo primero es no fiarse jamás de los médicos de la mutua y contar con el apoyo de un abogado. Es decir, no se quede con el parte médico de alguien que forma parte del bando que quiere evitar pagarle, cuente siempre con partes médicos paralelos que le permitan defender su opinión ante un juez con todas las de la ley, nunca mejor dicho. Si el accidente es leve podrá solucionarlo en el Juzgado de lo social. Si es de gravedad es la vía penal la que le ofrecerá mayores garantías ya que la empresa tendrá que afrontar su indemnización y el pago de la multa por las infracciones cometidas.

Como es lógico, deseamos que jamás tenga que pasar por esta situación pero de verse en ella tiene que conocer sus derechos para evitar que se los vulneren. Nuestro consejo es que cuente con el apoyo de un abogado que le indique los pasos a seguir y que le aclare todos los conceptos lo mejor posible. Todo sea por recordarle a su empresa que su accidente no ha sido culpa suya y que deben pagarle la indemnización correspondiente. Lo mismo sucede en caso de invalidez permanente. También la Seguridad Social tendrá que dar la cara y pagarle una pensión por su ineptitud a la hora de no haber enviado a los inspectores a revisar las medidas de seguridad que brillaban por su ausencia en el que era su puesto de trabajo.

Leave a Reply