Consejos para conseguir cobrar su indemnización por accidente laboral

Al sufrir un accidente laboral suele ocurrir que la gestión de la indemnización no siempre está tan clara como puede parecer en un primer momento. Por ello, hemos redactado estos consejos en los que primero explicamos qué se considera un accidente laboral y segundo exponemos los pasos a seguir para conseguir reclamar sus derechos ante su empresa. De usted depende el que todo este proceso llegue a buen puerto y conseguir cobrar su indemnización en tiempo y forma.

¿Qué se considera accidente laboral?

En términos generales, un accidente laboral es el que se produce en el puesto de trabajo  o bien durante la media hora anterior y posterior a la hora de entrada/salida en el mismo (siempre que se encuentre en el camino más lógico de su domicilio a su empresa). Pero hay una serie de supuestos que no hay que pasar por alto. Se considera que un trabajador ha tenido un accidente laboral cuando:

-El accidentado obtiene como consecuencia del mismo una lesión a nivel físico y mental o bien una enfermedad. La documentación que aporten los médicos que le examinen será fundamental para conseguir agilizar el proceso.

-El accidentado está en la empresa como contratado o bien es autónomo dado de alta en contingencia de trabajo o bien sea trabajador de una sociedad de tipo mercantil.

-El accidente es la consecuencia directa del trabajo a desempeñar. Se entiende que nos referimos, como podrá leer en el siguiente apartado, al desempeño de su labor habitual sin medidas de seguridad.

¿Cuándo se puede pedir una indemnización?

Cuando el accidente se ha producido por:

-No haber recibido el curso correspondiente de prevención de riesgos laborales.

-No se han tenido en cuenta los riesgos de la zona de trabajo.

-No se han facilitado al trabajador las medidas de seguridad a nivel general y particular.

-No se ha llevado a cabo un plan de coordinación de las distintas compañías participantes en el trabajo.

-No se ha señalizado correctamente la zona de trabajo.

-No existe un plan de seguridad  y salud en el trabajo.

¿Cómo puedo reclamar?

Ha de presentar usted mismo la denuncia ante la inspección de trabajo en el caso de accidente leve. Si, desafortunadamente, ha sido grave o muy grave será la propia inspección la que actúe motu proprio.  Es importante conocer quiénes son los culpables directos de su accidente. Puede ser la empresa, la compañía de seguros o ambas. Lo más adecuado es que cuente con los servicios de un profesional del derecho que le evitará problemas y le ahorrará mucho tiempo y esfuerzo.

¿Cuánto voy a cobrar?

Existe un baremo de indemnizaciones que se consulta tras conocer el parte médico. Lógicamente, dependerá de sus lesiones. A más dinero más gravedad. Es importante subrayar que no solo hay que tener en cuenta las lesiones físicas. Existen otros condicionantes que también influyen en la cantidad a recibir.

¿Un abogado? ¿Para qué?

Pues para evitar que su empresa intente callarle la boca con una limosna y para que sus derechos no se vean vulnerados. Recuerde que este tipo de casos se suele solucionar en el juzgado de lo social por lo que no conlleva costas. Su abogado se quedará con un porcentaje de la indemnización que le aclarará tras su primera visita. Piense que no está velando solo por sus derechos, también por el de otros trabajadores que pueden verse en las mismas si nadie reclamara ante la ley lo que le corresponde.

Por lo tanto, lo más lógico es:

-Analizar los motivos del accidente.

-Recopilar toda la información posible sobre el mismo.

-Conseguir partes médicos y evaluaciones físicas por parte de profesionales.

-Acudir a un abogado con todo lo anterior para que siga investigando y reclamando sus derechos.

Ha de tener en cuenta que, desgraciadamente, en muchos casos se observa cómo la empresa primero niega su responsabilidad y luego intenta ofrecerle acuerdos para evitar que su abogado cobre la indemnización correspondiente. Si cae en esta trampa es posible que se lleve una cantidad de dinero a cambio de seguir trabajando pero estará también perpetuando una forma de proceder que terminará en otro accidente laboral en el futuro. No mire solo por usted, piense en los que vendrán detrás y actúe en consecuencia.

Leave a Reply